Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Inicio
 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player


Iniciativa I: Establecimiento de una comisión interinstitucional para investigación participativa de la situación actual y soluciones socialmente responsables para el desarrollo turístico de las Barrancas de Cobre

San Miguel Cruz Moreno, Gobernador de Mogótavo, Divisadero de las Barrancas

Análisis breve de la situación en Divisadero

La planeación y puesta en marcha del desarrollo turístico en la región de la Barranca de Cobre han generado conflictos sociales en la región que afectan los derechos de los tarahumaras y ejidatarios de la zona, dañan el tejido social y se convierten también en litigios frente a tribunales nacionales e internacionales, donde pueden llegar a durar varios años sin que haya resolución para nadie.

El problema tiene dos raíces. La primera es la falta de reconocimiento a las comunidades indígenas de hecho y derecho como propietarios de sus terrenos ancestrales, por parte de la Secretaría de la Reforma Agraria al dotar ilegítimamente los predios a particulares. La segunda es la baja participación social, el escaso o nulo interés en promoverla y la ausencia de una consulta adecuada y oportuna con los pueblos indígenas, los ejidatarios y negociantes locales en la planeación oficial del desarrollo turístico en la Sierra por parte del secretario de Turismo.

Por estas razones, algunas iniciativas asociadas con el Plan de Desarrollo Turístico de Las Barrancas han provocado un conflicto social de nivel regional, que se ha conocido también en los órdenes nacional e internacional. Cuatro comunidades están denunciando amenazas de desalojo y otros atropellos a sus derechos humanos en las cortes y tribunales nacionales e internacionales. Todas estas comunidades tienen buenas opciones y asesoría jurídica, respaldadas por la Constitución, la jurisprudencia de la Suprema Corte, la Ley Agraria, el Código Civil, los convenios internacionales, así como por la solidaridad de movimientos sociales y los medios de comunicación nacionales.

Este conflicto está básicamente en contra de los intereses de corto y largo plazo del Estado de Chihuahua. Nuestro estado está enfrentado a una imagen negativa de la violencia desatada por el narcotráfico, los feminicidios y la corrupción administrativa, y ahora también se desata una lamentable crisis por los abusos a los pueblos indígenas en sus derechos y al ambiente y los recursos naturales de la zona. Estos problemas aumentan la gravedad de las desigualdades sociales y aplazan el bienestar en la región.

Tanto la SRA, otorgando una titularidad a particulares sobre terrenos ancestrales que pertenecen a pueblos tarahuramas, como el secretario de Turismo, llevando inversionistas y promoviendo proyectos turísticos a espaldas de las comunidades indígenas de la zona, han caído en graves omisiones al ignorar la consulta con los rarámuri y reconocer a sus autoridades como interlocutores para entablar negociaciones con miras a un acuerdo sobre el tipo de desarrollo turístico en la zona.

Además, algunas autoridades municipales y estatales han buscado señalar a organizaciones no gubernamentales e individuos de manipular a los indígenas de la zona. Pero la intervención de estas organizaciones y personas ha estado basada en el interés por contribuir a resolver el conflicto generado, así como por apoyar y acompañar a los indígenas en la defensa de sus derechos, lo cual sólo refleja el respeto por las leyes de la República y del Estado, y la valoración por la cultura indígena de la Sierra.

Todas las organizaciones de la sociedad civil involucradas desean lo mejor para el desarrollo turístico en la región, desde la perspectiva de la responsabilidad social, el respeto a los pueblos indígenas y la protección de la naturaleza, como se ha logrado en otras regiones turísticas importantes en el mundo, desde el Gran Cañón en Arizona hasta Costa Rica, y Machu Pichu/Reservas de la Biosferas Manu y Tambopata en Perú. Estos sitios, bien conservados, en alianza estratégica y armónica con los moradores de los pueblos originarios, atraen entre 20 y 40 veces más turistas cada año que la Barranca del Cobre. ¿Por qué?



Tierra Nativa US es un proyecto de Social Environmental Entrepreneurs, una asociación no lucrativa autorizado por el código IRS 501(C)3 en los E.U.A.
Tierra Nativa A.C. es una asociación civil no lucrativa en México

Mapa del Sitio | acceso |  
Copyright © 2018 www.tierranativa.org by xnet.com.mx